sábado, 11 de mayo de 2013

IRASEMA

"Quisiera que alguien me dijera cómo, que hubiera otros alguienes pero esos son a los que ya no quiero escuchar. Por eso no hay otros alguienes.
 Los otros alguienes son la Chacarita, la tradición, el tramite, el final, el punto y aparte."

Y en cambio...



Recuerdo de un baile desde un cuerpo inmóvil, eran tres tambores en mi cabeza,  era un bajo en nosotros o un chico o un piano. Hacemos candombe desde esa vez en playa Ramírez hasta ahora, todo esto es la luna asomando, todo esto es el llanto de la mujer que no fue madre.

Yo quise hablar del amor,
y pensé en Idea y también en Hamlet,
como un escalofrío, un torbellino.

Irasema quiso decir pero las palabras no salieron.

Entonces tuve que concentrarme en todo
lo otro que esta por fuera de lo conceptual:

Irasema
1-
Hubiera esperado a que él dijera pero de pronto sucedieron muchas otras cosas,
entre ellas su muerte y yo refrenada en el muelle observando la luna hasta la idiotización, y el calambre de mis extremidades.
Que raro… tanta convulsión, claro, nos faltó que el cuerpo se despidiera del cuerpo pero esta mezcla de romanticismo que intenté inaugurar con el vomito que lanzo ahora, agarrada de la baranda pensado en su hinchazón. Pobre… quiero decir un hombre tan hombre y yo como una almeja en su mano. Podría haberme aplastado, yo esperaba que lo hiciera; entonces todo este dolo tendría otro sentido, y podría pasar a mejor vida, él y yo.
2- 
A los hermanos:

Pero no, toda este vaivén es la irrealidad,
es la sombra que me mantiene alerta,
¿A qué? a unos pasos…de quién?, de él?,
por qué? porque ni el ni yo soltamos, más yo que él.
 Yo que he matado a cada uno de los recuerdos anteriores a nosotros, me culpo por no soltar ahora que es el momento preciso en el que el ya soltó y pasó a mejor existencia. Yo me convierto en un soplo de su existencia, es decir me desvanezco.
Quisiera que alguien me dijera cómo, que hubiera otros alguienes pero esos son a los que ya no quiero escuchar, por eso no hay otros alguienes. Los otros alguienes son la Chacarita, la tradición, el tramite, el final, el punto y aparte.
Se acabará este tiempo y ¿qué será de mi, si es punto y aparte?.  Me perderé en el lamento, la pena, la nostalgia.  

3-

 Habrá vida después de esta desazón, lo sé pero no acaba este dolor.

No estoy en mis cabales, no puedo razonar con claridad.
Bruma, neblina, canto.
Detrás de eso estas vos? 
Jorge mi amor sos vos?
Te busco? Y te vas, siempre voy detrás de tus pasos.
No estoy en mis cabales, debo descansar,
dormir y pensar
o soñar con el último beso, 
el de esa noche.

4_ 

O en  mañana. 
En el día, mejor.

 En la luz entrando, cavando
en lo más hondo hasta enrojecer los ojos,
el tronar de las gaviotas, la calma del mar,
 el amanecer dibujado sobre las paredes blancas de las casas que orillean,
de cara al mar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario