lunes, 10 de junio de 2013

EDIPO


“Que estallen cuantos quieran. Debo conocer mi origen por más humilde que sea. Ella mujer al fin (él hombre al fin) se avergüenza ya de mi oscuro origen. Sin embargo, me considero hijo de la fortuna bienhechora y no me veré por ello deshonrado. De tal madre nací; los meses que empezaron con mi vida, determinaron mi grandeza y abatimiento. Ese es mi origen y no puedo cambiarlo pretendiendo ignorarlo." 

No hay comentarios:

Publicar un comentario