lunes, 10 de junio de 2013

Insominio

“Toscas nubes color borra de vino, infamarán el cielo;
Amanecerá en mis parpados apretados”
(J.L. Borges, “Insomnio”, Adrogué 1936)



Miedo a la mortalidad de la que cocinó el pastel y de la de quienes duermen en el cuarto de al lado.

Tenía 14 años, un jueves cualquiera, había visto una  maratónica de películas de vampiros, había comido  pastel de papa y chocolate shot... bastante chocolate.
 Fue esa la primera noche, en que me colmó la sensación que en el cuarto alguien me acechaba.  


Unas temporadas son más livianas que otras, cosas que tienen que ver con el raciocinio, la cosmogonía.
Estos dos meses fueron hermosos compañero, nos reinventamos para calmar nuestras pesadillas.
No hay nada raro, entonces. Se va el miedo, escuchamos la radio al mismo volumen en que nos susurramos.


Dormir sabiéndote cerca es una celebración. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario